Para activar el funcionamiento de los órganos internos, se recomienda beber dos vasos de agua al despertar

A pesar de que 75% del cuerpo está constituido por agua, cada organismo requiere de esta sustancia para eliminar las toxinas en su interior y, así, maximizar su efectividad en el funcionamiento diario.

En promedio, el cuerpo humano recibe alrededor de 1,400 litros de agua a través de la ingesta entre comidas y la osmorregulación. No obstante, por medio de la orina, heces, respiración y sudoración perdemos más de la mitad de lo que realmente consumimos. Por consiguiente, es indispensable incluir en nuestra dieta diaria 2 litros de agua (no cuenta el café).

Para lograrlo, a veces es necesario contar con ciertos hacks que ayuden a reponer la hidratación en nuestro cuerpo. Uno de ellos, por ejemplo, es el horario ideal para tomar agua:

Para activar el funcionamiento de los órganos internos, se recomienda beber dos vasos de agua al despertar. Mientras que, para evitar el famoso “mal del puerco” (o sueño después de comer), toma un vaso de agua 1/2 hora antes de comer. Mejora la circulación sanguínea al ingerir un vaso antes de bañarte y antes de dormir, evitando el dolor de los calambres en las pantorrillas o muslos.

En caso de haber perdido una gran cantidad de H2O a través de la sudoración, puedes beber una mezcla de jugo de manzana y agua mineral o en un frasco de un litro, coloca una cucharadita de azúcar o miel, 1/3 de cucharadita de sal, jugo de limón o naranja y agua, otra gran opción es el Agua de Aloe Vera

Beber agua es indispensable para mantener un buen estado de salud, eso lo sabemos todos.

Por recomendación medica el ser humano necesita 2 litros de agua diaria en promedio, para mantener el organismo hidratado. Existen otros especialistas que aseguran que el cuerpo por si mismo se encarga de pedirnos agua cuando lo necesita y la regla de los 8 vasos o 2 litros al día no es necesaria a todas las personas.

Sin embargo en estos tiempos que vivimos, nos movemos con tanta prisa que poco conocemos las señales de nuestro cuerpo o peor aun no dedicamos tiempo a cubrir las necesidades básicas, principalmente la sed, lo dejamos para otro momento, cuando lleguemos a casa, cuando nos den un receso, etc., llegamos al punto en que inhibimos la sensación de sed y ya no nos percatamos que ha pasado la mitad del día y no hemos tomado un solo trago de agua.

Tener sed no es la única señal de falta de hidratación, otros síntomas son dolor de cabeza, cansancio, sueño, fatiga, debilitamiento, baja concentración, dificultad en trabajos mentales, dificultad en actividades físicas, etc.

Nuestro cuerpo esta conformado del 70 al 75% de agua. El agua es parte de nuestros órganos, sangre, huesos, articulaciones y músculos. Las funciones de cada parte del cuerpo se ven beneficiadas o afectadas dependiendo de nuestra hidratación diaria, ya que el cuerpo por si mismo no produce este líquido fundamental y lo adquiere por medio de lo que comemos y bebemos.A lo largo del día las necesidades de hidratación van cambiando, dependiendo en gran medida de nuestra rutina diaria. Aunque no todos hacemos las mismas cosas, hay momentos en el día en que es más importante beber agua.

Los mejores momentos del día para beber un vaso de agua son:

  • Al despertar, es importante beber de 1 a 2 vasos de agua al levantarnos ya que con esto conseguimos activar nuestros órganos.
  • Antes de comer, beber un vaso de agua de 40 a 20 minutos antes de la comida, favorece el proceso de digestión.
  • Antes de realizar actividad física, tomar un vaso de agua 30 minutos antes de realizar ejercicio, ayudara a evitar la deshidratación.
  • Después del ejercicio, un vaso de agua después de realizar actividad física contribuye a recuperar el liquido perdido por medio del sudor.
  • Antes de bañarse, un vaso de agua de 5 a 10 minutos antes de tomar el baño ayuda a regular la presión sanguínea.
  • Antes de acostarse, un vaso de agua antes de dormir evita problemas cardiacos durante la noche.
Comparte y Comenta éste post!
0